Inicio Secciones Rottweiler Pastor Alemán Cachorros Contáctanos

 

Historia

REGRESAR

 

Aquí yace quien jamás derramó

Sangre por sí mismo, aunque a tantos mató...

Fornido era, y membrudo,

Solo con verle huían despavoridos

De aquel que llegó a lo más alto de la fama

Simplemente guiándose por el olfato.

 

WILLIAM COWPER, AN EPITAPH, 1779

El Rottweiler

El Rottweiler es una de las razas más antiguas.  Su origen data desde los tiempos de los romanos.  Se les utilizaba como perros de protección y conducción de ganado.  Estos perros se fueron mudando con los romanos más allá de las regiones alpinas, donde protegían a la gente y conducían el ganado.

Su nombre proviene de Rotweil, municipio que se encuentra en una colina en la orilla del Río Neckar, en Wurttemberg, al sur de Alemania.  En Emmental se encuentran otros dos descendientes del perro original.

Esta raza tiene sus raíces en Asia, proviniendo del Mastín Tibetano pasando por Nepal y la India tomando contacto con la cultura donde tomaría contacto con la cultura babilónica - asírica, luego llega a Grecia y se difunde por toda la Mesopotamia, luego las legiones romanas lo llevan a Centro Europa hasta Suiza y el sur de Alemania asentándose en forma definitiva en Alemania, más específicamente en lo que hoy conocemos como la ciudad de Rottweil.

Los romanos criaron y adiestraron a este moloso tanto para la guerra como para los espectáculos. Las legiones se desplazaban a través de grandes distancias llevando con ellas ganado en pie para alimentarse, por lo que necesitaban perros que cumplieran funciones de boyeros y de defensa del ganado considerando a estos molosoides aptos para esta función. La procedencia común de las cuatro razas molosoides de estas regiones queda demostrada por la semejanzas morfológicas que existen entre ellas con una constitución fuerte, gran musculatura y pecho ancho con un notable arco costal, de mediana estatura de pelo con fondo negro, brillante y manchas de color fuego.
 

En la región de Rottweil, estos ejemplares se cruzaron con los perros nativos, de los cuales surge una mezcla.  A partir de entonces, la tarea principal del Rottweiler fue la de cuidar y conducir ganado mayor y defender a su amo, así como sus posesiones.  Su nombre “perro carnicero de Rottweil” lo obtuvo por la antigua ciudad imperial de Rottweil.  Los carniceros lo criaban sólo de acuerdo a su rendimiento y utilidad.  Fue así como, al paso del tiempo, se formó una raza de protección y conducción inmejorable, a la que también se le encontró utilidad como perro de tracción.

Rottweil, en realidad es una ciudad originada 2000 años AC, precisamente con el asentamiento de la XI legión, famosa por su lealtad al Emperador Claudio y conocida como "Claudia Pia Fidelis". De acuerdo a las costumbres de los soldados romanos se erigieron altares que fueron llamados Arae Flabiae en honor al emperador Flabio Bespaciano este fue el primer nombre dado a la ciudad de Rottweil. Posteriormente los germanos 260 DC expulsaron a los romanos y ocuparon toda la región. En el año 700 DC se erigió la primer iglesia cristiana, durante la excavación se desenterraron mosaicos rojos de unos baños termales y pronto el área llego a ser conocida como "Das Rote Wil" o "Mosaico Rojo" cuna de la raza Rottweiler.
 

Al Rottweiler se le atribuye crédito considerable por ayudar a cambiar el mapa y las razas de Europa.  Por supuesto, el papel del Rottweiler en estos cambios fue solo involuntario; no obstante, si no hubiera sido por él, los ejércitos romanos no hubieran sido capaces de atravesar los Alpes e invadir Europa Central.

Hace siglos, una expedición militar era una inmensa empresa.  Para llevarla a cabo, los antiguos romanos tenían que reunir enormes cantidades de alimento para sobrevivir y su transporte no era algo sencillo.  En muchas ocasiones, el mayor problema se centraba en el abastecimiento de carne para los soldados; tenía que ser transportada viva.

El movimiento de grandes rebaños de ganado bovino significaba trabajo para muchos perros.  Estos fueron reclutados entre los tres tipos conocidos entonces en Roma: uno muy pesado y de pelo largo; el segundo de pelo corto similar a un lobo y empleado incluso entonces en el pastoreo de ovejas; y el tercero también de pelo corto pero de distinta conformación, utilizado para pastorear ganado bovino.  Este último fue el antecesor del Rottweiler.  Muchos perros de este tipo acompañaron a las diversas expediciones romanas como guías y guardianes del ganado bovino del ejército.

A medida que disminuía el tamaño del rebaño se necesitaban menos perros y los romanos no tenían la necesidad de conservar a los otros.  Así hoy en día hallamos cuatro razas distintas, por lo menos, que han evolucionado desde este tipo de perro ganadero.

Wurttemberg fue conquistado por los romanos en el siglo primero y por lo tanto existe una seguridad de que la raza ahora llamada Rottweiler  tiene unos 1900 años de antigüedad.  La ciudad de Rottweil está en el centro de la región ganadera, a 109 Km al suroeste de Stuttgart y favorablemente cerca de las fronteras de Francia y Hungría, lo que lo hacía un lugar conveniente para el comercio.

En la Edad Media la ciudad de Rottweil - ubicada en el curso superior del rió Neckar - se había convertido en un importante núcleo del mercado ganadero, ya que se encontraba en el cruce de distintos caminos abiertos durante las expediciones de guerra, favoreciendo a aquellos comerciantes que venían de lugares alejados como Hungría y Francia, esta situación hizo que los habitantes de esta ciudad buscaran un perro con condiciones para las tareas inherentes a la conducción y protección del ganado iniciando así la cría orientada a este tipo de perro. Los comerciantes que entraban y salían de la ciudad valoraron las cualidades y empezaron a utilizarlos en sus viajes, llego a ser el acompañante habitual de los carniceros y de los comerciantes de ganado de esa ciudad conocido con el nombre de METZGERHUND (perro del carnicero), pero para distinguir a estos prestigiosos animales de otros perros se lo llamo ¨Rottweiler¨, en honor a su ciudad.

Eran perros responsables de su trabajo, tranquilos, robustos y seguros de si mismos. Su tarea principal era vigilar y conducir las grandes manadas de reses, manteniendo el buen orden de los rebaños, dominaban a los rebeldes toros y no perdían una sola oveja esquiva. Cuando se le presentaba la ocasión hacían retroceder a los osos y lobos que acudían en manadas al paso del ganado. En conclusión eran valientes luchadores e insustituibles compañeros defendiendo al dueño a lo largo de todo el peligroso recorrido, protegiendo también sus bienes llevando las monedas en un bolso colgado a su cuello.

También era utilizado para tirar de las carretas de los carniceros, panaderos, lecheros y vendedores ambulantes. Posteriormente cuando el arriado y traslado por caminos de ganado en pie fue prohibido por ley, empezó el decaimiento de la raza que según los historiadores llego a tal punto que en 1900 en una exposición canina realizada en la ciudad de Rottweil solamente fue posible presentar un ejemplar hembra. Para frenar tan alarmante retroceso se ofreció una gratificación monetaria por cada camada que naciese dentro del citado municipio.
 

Los carniceros y tratantes de ganado que se establecieron en Rottweil, adoptaron por necesidad un perro de trabajo y el perro ganadero romano fue reproducido con vistas a obtener un perro capaz de trabajar duro.  El patrón carnicero no sólo necesitaba de un buen trabajador, sino también de un compañero de confianza y un guardián seguro.  Los robos eran más la regla que la excepción y era peligroso andar por los caminos en una expedición de compras.  Se acostumbraba que el patrón atara su bolsa con el dinero al cuello del perro y así pocos ladrones se metían con uno de estos robustos Rottweilers.

Aparte del trabajo de guardián, los empleos principales del Rottweiler han sido siempre el de conducir ganado vacuno, bueyes, ovejas y cerdos, y el de arrastrar carretillas.  Los perros más pequeños se utilizaban con el ganado bovino por ser capaces de mantener con más facilidad el trote constante.  Los ejemplares más grandes se consideraban inadecuados para conducir y acosar ganado bovino, por ser capaces algunos de los perros pesados, de derribar a una vaca brincando contra ella, reservándose estos para perro de tiro.

Después de que la conducción del ganado bovino a pie fue prohibida por la ley a fines del siglo XIX, el ganado comenzó a ser embarcado por ferrocarril y el tipo grande de Rottweiler llegó también a ser sustituido por el burro para arrastrar carritos: durante algún tiempo parecía que la raza desaparecería.  En 1905, la ciudad de Rottweil llegó a tener solo una hembra representativa de la raza.

Hubo un renacimiento del Rottweiler en 1910, cuando fue elegido como un tipo aconsejable para recibir adiestramiento policíaco.  Se unió al Aireadle Terrier, al Pastor Alemán y a su propio descendiente, el Doberman Pinscher, que eran las únicas razas conocidas por su trabajo de policía.  Inflexiblemente fiel y cariñoso, el Rottweiler ha adquirido más personalidad a través de su entrenamiento como perro policía.

Cuando a principios del siglo XX se buscaron razas caninas para el servicio policíaco, se le hicieron pruebas al Rottweiler.  Se demostró rápidamente que este perro era perfectamente apto para tareas del servicio policíaco.  Es por eso que en 1910 se le nombró oficialmente como perro policía.  La crianza del Rottweiler origina una raza fuerte, muy vigorosa, de color negro, con marcas café-rojizas delimitadas, que a pesar de su apariencia totalmente enérgica, no deja de ser noble, siendo muy apropiado como perro de protección, compañía y utilidad.

El primer Rottweiler exhibido en una exposición fue en Helibornn en 1882, y recién en 1907 se crea el primer club especializado de la raza en la ciudad de Heidelberg con la finalidad de preservar la misma.

El 1910 se incorporan a la fuerza policial alemana los primeros Rottweilers.

En 1921 se crea el Allgemeiner Deutscher Rottweiler Klub (ADKR), entidad que hasta la fecha rige a la raza, siendo su primer objetivo hacer que El Rottweiler sea un perro de trabajo, debiendo los criadores concentrarse en estructura y utilidad.

El primer Stud-Book llevado por el ADRK listaba por separado, machos y hembras: 286 y 214 respectivamente, totalizando 500 ejemplares. En los Stud-Books empezó a aparecer mas información sobre carácter, estructura y perfomance. El hecho de poder volcar toda esta información en una sola publicación fue de enorme beneficio para los criadores. A partir de 1933 todos los registros incluían detalles de machos y hembras, los números de cachorros vivos y muertos de las lechigadas y la perfomance de los Studs enfocando especialmente la atención sobre la progenie.

Otro aspecto importante fue la puesta en marcha en 1924 del sistema de Breed - Wardens (inspectores de cría) . El ADRK, con gran sabiduría, implemento todos estos cambios en forma gradual y progresiva, sobre la base del consenso.

En 1930 el titulo de trabajo: Schutzhund fue introducido, aunque su división en clases: I, II, III fue un desarrollo posterior.

Los perros debían ser "surveyed" como recomendado para cría (Zuchttauligh) y posteriormente calificado para cría (Angkört). Se publicaba una lista con los nombres de los perros apartados de la cría ya sea por faltas descalificantes o porque la progenie no alcanzaba los valores marcados por el Standard. Los criadores que producían baja calidad de perros eran advertidos y sino se corregían no les inscribían sus lechigadas.

En los momentos iniciales el principal desafió fue tomar una raza que se encontraba estable en cuanto a sus atributos básicos, pero que requería mejorar su apariencia externa (tamaño, cabeza, manto, etc.). Con el inicio de la cría planificada se alcanzaron rápidamente estos objetivos incluso hubo criticas por el énfasis excesivo puesto en "belleza", sin embargo el ADRK siempre cuido que no se caiga en el camino de lo absolutamente estético y siempre brego por desarrollar las conductas y cualidades mentales (temperamento y carácter) traducidas en las pruebas de trabajo. Así cualquier observador detallista comparando fotos de perros anteriores y posteriores a la cría planificada notara que la armonía física ha sido perfeccionada, que las líneas son mas puras; pero también reconocerá que la postura y expresión típica de la raza se mantiene a través del tiempo.

La metodología que tuvo el ADRK para realizar todo esto fue la implementación de pruebas de trabajo, exposiciones de estructura y el otorgamiento del titulo de campeón que estaba reservado a perros que hubiesen cumplimentado pruebas de trabajo.

Con el correr del tiempo la raza evoluciona, adaptándose al medio que lo rodea y el hombre va seleccionando ejemplares de fenotipos cada vez más esquisitos, lo que hace que cada tanto el Standard de la raza se modifique.
 

 

En México

  A partir de la Segunda Guerra Mundial y hasta nuestros días, a nivel mundial ha habido un firme incremento en el número de perros de razas grandes.  Durante los años sesentas y setentas hubo un dramático auge en popularidad de las razas evidentemente “guardianas”: Pastores Alemanes, Rottweilers y desde Estados Unidos, los Pit Bull Terriers (que junto con el Boxer el Bull Terrier y otros son un híbrido de varias razas).

 

 

  A principios de los años ochentas se exhibió en México la película “La Profecía”, donde algunos ejemplares de Rottweiler considerados como “ perros del demonio”, atacaban a Gregory Peck, quien actuaba como protagonista de aquella famosa trama de terror y suspenso.  Fue a partir de esta película que se logró la mala fama de esta raza y no solamente en México sino a nivel mundial.  Estos perros fueron vistos y aceptados con asombro por su impresionante estructura ósea, corpulencia y valentía, comenzaron a ser el perro favorito de los amantes de los perros de tamaño grande, apariencia terrible y cualidades de perro guardián llegando a destituir al Doberman Pinscher quien ocupaba el puesto de “perro bravo” de aquella época, por su también aparición en la película “El Gran Asalto de los Doberman”.

  Desde entonces hasta la actualidad, la popularidad de la raza en México parece no llegar a término.  Por un tiempo su popularidad se ha visto afectada por diversos hechos de agresión y muerte a víctimas (entre ellos niños) que han sido dados a conocer en medios de comunicación, por lo cual ha causado diversas reacciones entre la gente como indignación, rechazo y sobre todo, miedo, lo que ha logrado tipificar al Rottweiler como un perro de poco fiar.

Durante los últimos años de inseguridad en nuestro país, el Rottweiler volvió a cobrar popularidad por sus dotes de perro guardián y temible apariencia física que lo hacen un óptimo elemento de disuasión, utilizado tanto por particulares (como perro de protección personal), empresas (como perro vigilante o guardián) o dependencias de gobierno (como lo ha hecho la Policía Federal de Caminos que tiene especial predilección por esta raza utilizándolos como perros de ataque y detectores de armas y drogas).

 

 

REGRESAR

 

ORIGEN: Alemania.

 

FECHA  PUBLICACIÓN DEL ESTÁNDAR ORIGINAL VÁLIDO: 

16. 01. 1996.

 

FUNCIÓN ZOOTÉCNICA: 

Perro de utilidad, compañía y protección

 

CLASIFICACIÓN F.C.I.: Grupo II (Perros tipo Pinscher y Schnauzer Molosoides - Perros de tipo montaña y boyeros suizos).

 

Sección 2.1. (Molosoides, tipo Dogo).